En pleno verano es muy difícil que entren olas solidas en nuestra costa y tenemos que aprovechar las pequeñas marejadas que entran con los vientos de levante. Poco tamaño, poca fuerza, poco periodo y mar de viento son condiciones difíciles.